Cada vez se diagnostican más alergias de todo tipo, incluidas las  alimentarias. ¿Por qué?

La genética juega un papel muy importante, pero no determinante. Si esta fuese la única causa, no veríamos este aumento tan evidente y las tasas de alérgicos se mantendrían muy parecidas en el tiempo (al menos en periodos cortos de tiempo).

Parece que tiene relación con la dieta: una mucosa intestinal y microbiota agredidas con alimentos y estilos de vida poco saludables favorecen el desarrollo de uno de estos trastornos inmunes. También la obesidad, que asociada a una microbiota intestinal determinada, guarda relación con un aumento de alergias. No olvidemos que la obesidad tiene detrás una inflamación crónica de bajo grado que potencia cualquier proceso inflamatorio.

Está claro que la forma en la que nos alimentamos ha cambiado mucho; desde hace no más de 30 años consumimos bastantes más aceites vegetales y menos grasa de origen animal, menor ingesta de productos vegetales frescos y más ultraprocesados.

La Vitamina D 3 tiene un efecto regulador en relación al sistema inmune, y estamos viendo que la sociedad occidental (España incluida) presenta carencias importantes.

Otro factor de riesgo es la reducción del tiempo de lactancia materna; esta ha demostrado prevenir alergias en el adulto; no es extraño, la leche materna es un cócktel de todos los nutrientes que necesita la cría de una especie para crecer correctamente, y mientras el bebé no ha desarrollado un buen sistema defensivo, inmunoglobulinas y otras sustancias inmunomoduladoras que pasan a través de la leche materna defienden al pequeño hasta que se ha desarrollado totalmente. La OMS la recomienda mínimo durante 6 meses; después se irán introduciendo alimentos idealmente con la lactancia materna de apoyo.

NOTA: no alarmarse si no es posible la lactancia materna. Los tratamientos probióticos y otros para el recién nacido pueden ayudar muchísimo.

Muy interesante la observación de que los bebés que nacen por cesárea y no pasan por el canal vaginal de parto tienen más probabilidad de sufrir alergias. El canal vaginal es muy rico en determinada microbiota que la madre dejará en herencia a su hijo. Si el nacimiento es por cesárea el bebé no estará expuesto a estos “gérmenes”, con lo que no se beneficiará de sus bondades.

También podría ser que un exceso de higiene no venga bien: las personas que en la infancia crecen con mascotas están más expuestas a otros microorganismos, incluso patógenos, por lo que, dicho de forma sencilla, están más familiarizadas con otros alérgenos, desarrollando más tolerancia; también los pequeños que tienen herman@s están más protegidos por el mismo motivo: se exponen a mayor diversidad de microorganismos en su entorno desde pequeñitos, estimulando a su sistema inmunitario para que funcione correctamente.

 

Las alergias alimentarias infantiles tienen relación con la madurez y calidad de la barrera intestinal: ocurre que en los primeros meses de vida, con una mucosa incipiente aún en formación, o en situaciones patológicas, es más fácil que sea atravesada por moléculas alergénicas que den lugar a reacciones inmunológicas desmesuradas. La situación es mejorable siempre, aunque, como veremos, hay casos totalmente irreversibles. Incluso en un tubo digestivo maduro íntegro, un 2% de antígenos pasan intactos a nuestro medio interno, atravesando la barrera intestinal. No suelen generar problemas debido al fenómeno de la tolerancia: la célula dendrítica presenta los antígenos a las células T; estas células situadas en la mucosa intestinal favorecen la tolerancia, dando la información de que esas sustancias son “amigas”. Os dejo una imagen de la estructura de la mucosa intestinal y de cómo están situadas las células inmunitarias en la misma. La flora saprófita también modula al sistema inmunitario y participa de esta tolerancia.

SAVALnet - Ciencia y Medicina - Progresos Médicos

https://www.savalnet.ec/cienciaymedicina/progresosmedicos/10435.html

Vemos cómo macrófagos, linfocito T y otras células del sistema inmunitario están justo por debajo del epitelio intestinal (enterocitos) haciendo de centinelas, detectando qué es «bueno» y qué no.

 

En esta tabla os dejo las alergias alimentarias más destacadas según la etapa vital:

NIÑOS ADULTOS
leche cacahuete
huevos nueces
cacahuete pescado
soja marisco
trigo  
pescado  
nueces  

La mayoría  de alergias infantiles causadas por huevo o leche desaparecen, mientras que nueces, cacahuete y marisco suelen perdurar en el adulto.

 

En resumen, podemos afirmar que los siguientes factores influyen en el desarrollo de alergias:

  • Genética.
  • Medio ambiente: dieta, exposición al sol, higiene y relación con el entorno.
  • Lactancia materna.

Es crucial diferenciar entre una alergia y una intolerancia, ya que en el caso de las alergias, la vida puede verse comprometida si sucede un shock anafiláctico por ejemplo. Aunque en ningún caso debemos infravalorar las intolerancias alimentarias, ya que disminuyen mucho la calidad de vida y provocan mucho sufrimiento en quien las sufre (y doy fe).

 

 

VAMOS CON LAS ALERGIAS ALIMENTARIAS

Lo que sigue es muy técnico, y en ningún caso sirve para hacer un diagnóstico. Es útil para comprender cómo se puede manifestar una alergia alimentaria, y para saber cuáles son las pruebas médicas que nos van a dar un diagnóstico válido.

Una alergia alimentaria es una respuesta del sistema inmunitario que se produce cuando una persona sensibilizada a un alimento lo consume.

Hablamos entonces de alérgeno o antígeno: una molécula (normalmente proteína o glucoproteína) liberada en el tubo digestivo que activa el sistema inmune.

Las alergias alimentarias afectan a  diferentes sistemas u órganos con distinta severidad, no sólo al aparato digestivo. Veremos más adelante que una alergia alimentaria puede tener una manifestación en la piel, por ejemplo.

Adelanto aquí la explicación de las principales diferencias que hay entre una alergia y una intolerancia, aunque en próxima entrega explicaré más profundamente en qué consisten estas y qué tipos pueden haber.

Una intolerancia alimentaria es una reacción adversa a un alimento o aditivo que incapacita al cuerpo para digerir, absorber o metabolizar ese alimento o un componente de él. No actúa el sistema inmunitario directamente, por lo que podemos considerar que no reviste tanta gravedad como una alergia. Las manifestaciones suelen ser únicamente gastrointestinales (diarreas, dolor,….).

 

 

Pero ahora vamos a profundizar un poquito más en las alergias alimentarias:

La mayor parte se adquieren en el primer o segundo año de vida.

De hecho, el 6-8% de los niños en nuestro país manifiesta alguna alergia alimentaria. Estas tienen que ver con el momento de maduración de sistema inmunitario y el tubo digestivo, ya que con la edad la prevalencia se reduce: 1-2% adultos con alergia alimentaria. Así que algunas alergias infantiles desaparecen con la edad.

Distinguimos 3 tipos de cuadros clínicos:

  • Las alergias mediadas por IgE (son las más estudiadas, las inmunomediadas); para no entrar en detalles muy técnicos, debes quedarte con que se manifiestan casi inmediatamente tras ingerir el alimento.
  • O las alergias que presentan alteraciones en la inmunidad celular. Suponen una reacción más lenta; quizá tengamos síntomas al pasar unas cuantas horas.
  • Y mixtos (IgE+inmundad celular).

Es importante entender la diferencia porque que sea una u otra implica que las detectaremos con diferentes pruebas médicas, y que la reacción aparece inmediatamente al consumir el alimento, o unas cuantas horas más tarde.

Las alergias alimentarias se manifiestan con síntomas gastrointestinales, y/o a veces en la piel, y/o en las vías respiratorias; la forma más extrema es un shock anafiláctico. Os dejo descritas las manifestaciones en cada uno de estos aparatos:

 

MANIFESTACIONES GASTROINTESTINALES

Beneficios del cannabis medicinal en las enfermedades gastrointestinales -  Weediid Blog

Mediadas por IgE:

  • Síndrome de alergia oral: Generan dolor e inflamación oral. La suelen provocar proteínas vegetales, sobre todo crudas. Por ejemplo, una manzana (hay personas que refieren que al cocinarla no aparecen molestias; esto ocurre porque con el calor la proteína alergénica se desnaturaliza y pierde su función, es decir, ya no afecta). Es habitual la alergia cruzada o reactividad cruzada con pólen; significa que ciertos alimentos presentan moléculas similares al polen de algunas plantas; si eres alérgic@ a uno de ellos, es bastante probable que desarrolles reactividad al otro. Vamos, que las alergias no suelen venir solas: es bastante habitual tener problemas con las gramíneas estacionales y desarrollar una alergia a algún alimento.
  • Anafilaxia gastrointestinal: se ven afectadas las primeras porciones del intestino delgado. Se manifiestan con náusea, dolor abdominal o vómitos tras ingerir el alimento en cuestión, por ejemplo huevo, pescado o legumbres, entre otros.

Mediadas por IgE + inmunidad celular:

  • Esofagitis eosinofílica: es más habitual en infancia y adolescencia; se manifiesta con reflujo gastroesofágico que no responde al tratamiento. Cada vez estoy viendo más de estos casos en consulta.
  • Gastroenteritis eosinofílica: provoca dolor abdominal, vómitos, diarrea, melenas y anemia ferropénica si no es detectada.

Mediadas por inmunidad celular:

  • Enterocolitis: en lactantes que reaccionan a la proteína de leche de vaca o de soja en fórmulas sustitutivas, o a través de la leche materna por consumo de la madre. Aparecen vómitos cada vez que el bebé ingiere leche de vaca o soja.
  • Proctocolitis: es menos frecuente que la anterior, y se manifiesta también en lactantes. Reaccionan a la proteína de la leche maternizada. Son características las heces con sangre.
  • Esteatorrea proteínica: otra que ocurre en periodo de lactancia, en peques con mala tolerancia a determinadas proteínas. Cursa con diarrea, esteatorrea y, en consecuencia, bajo peso.
  • Y por último, nombro la enfermedad celíaca, que es considerada una alergia alimentaria, aunque hablamos más bien de una autoinmunidad. Si no se maneja bien de forma prematura, puede generar malabsorción, retraso en el crecimiento, malnutrición energético-proteica y de macronutrientes. El sistema inmune reacciona a cierta fracción proteica del glúten, las prolaminas, que se encuentran en trigo, centeno, espelta, cebada y ciertos cultivares de avena.

 

MANIFESTACIONES CUTÁNEAS

Dermatología | Lista con los tipos de enfermedades de la piel

Mediadas por IgE:

  • Urticaria: manifestación aguda, no crónica, con habones muy pruriginosos, por ingesta del alimento o contacto con la piel. He visto muchos casos en bebés que comienzan a introducir huevo en su alimentación.
  • Angioedema: aparición de edema, hinchazón en piel y mucosas, como ojos o boca.
  • Rash morbiliformes: se manifiesta como un exantema o sarpullido.

Mediadas por IgE e inmunidad celular:

  • Dermatitis atópica: eccema en flexoras (ingles, rodillas, codos,..). con  prurito intenso.

Mediadas por inmunidad celular:

  • Dermatitis herpetiforme: está asociada a enfermedad celíaca. Aparece una erupción papulovesicular muy pruriginosa, simétrica en la superficie extensora de extremidades.
  • Dermatitis por contacto.

 

MANIFESTACIONES RESPIRATORIAS

Recomendaciones para evitar problemas respiratorios | Ataque de asma, Asma,  Respiratorio

Mediadas por IgE:

  • Rinoconjuntivitis : picor, enrojecimiento de nariz y ojos; raramente aparece de forma asilada, suele ir pareja a signos de piel.
  • Broncoespasmo: estrechamiento temporal de los bronquios, disnea, tos, presión en el tórax, o silbidos al respirar.

Mediadas por IgE e inmunidad celular:

  • Asma: la verdad es que es poco habitual que aparezca relacionada con alergias alimentarias; tendrá que ver con alimentos si no hay respuesta al tratamiento para el asma convencional y/o coexisten otros síntomas de alergia alimentaria (reflujo, dermatitis atópica).

Mediadas por inmunidad celular:

  • Hemosiderosis pulmonar inducida por alimentos: también llamado Síndrome de Heiner o hipersensibilidad a la leche de vaca. Afecta principalmente a niños y cursa con hemorragia pulmonar.

 

MANIFESTACIONES GENERALIZADAS. ANAFILAXIA O SHOCK ANAFILÁCTICO

Señales de advertecia de peligro > Protección laboral > Señalización

La manifestación más grave. Es una reacción de hipersensibilidad sistémica severa que puede comprometer la vida. La sintomatología es muy escandalosa: signos cutáneos, respiratorios, gastrointestinales, afectación cardíaca (hipotensión, arritmias, colapso vascular)… como dije al comienzo, la vida corre peligro inmediato. Suele asociarse a cacahuetes, nueces y marisco, aunque no sólo. El tratamiento pasa por eliminar totalmente dichos alimentos tras las pruebas pertinentes, y tener a mano adrenalina por si hubiera alguna ingesta accidental (es imprescindible la formación y entrenamiento del paciente en la aplicación de la dosis de medicación si llega a ocurrir una exposición).

 

OJO

Nada de lo anterior pretende servir de diagnóstico. Las manifestaciones respiratorias o cutáneas que hemos comentado pueden no tener que ver con una alergia alimentaria. Esto debe valorarlo una profesional sanitaria. Pero es interesante que tengas conocimiento para que no pase por alto en la entrevista con tu médico. Es decir, si además de molestias gastrointestinales padeces urticarias frecuentes, problemas respiratorios,…no olvides contarlo también.

 

CÓMO SE DIAGNOSTICAN

Sospechamos de presencia de alergia alimentaria si aparecen algunos de los síntomas descritos en relación temporal a la ingesta de un determinado alimento: por ejemplo, me como una manzana, y en un tiempo determinado comienzo con molestias gastrointestinales y/o urticaria. Es útil un registro dietético escrito de lo que comemos, ya que muchas reacciones no son inmediatas, como ya comenté; en el registro deben aparece la hora de la ingesta del alimento, la forma de cocinado, la reacción que observamos y el tiempo que tarda en producirse.

El tipo de síntomas que tengamos nos dará pistas de si estamos padeciendo una alergia mediada por IgE o por Inmunidad celular, aunque como pueden ser mixtas, el diagnóstico es complicado.

– Pruebas médicas mediadas por IgE:

  • Pruebas cutáneas como PRICK TEST, con un 75-90% de sensibilidad, y 30-60% de especificidad.
  • O pruebas de detección de anticuerpos específicos, denominadas RAST, con un 95% de fiabilidad.

– Inmunidad celular:

  • Endoscopia con biopsia, pruebas de detección de anticuerpos específicos,…Se diagnostica así de forma fiable, por ejemplo, la celiaquía. El diagnóstico quizá es más dificultoso por el desfase temporal entre ingesta y reacción; esto hace que sea difícil sospechar de un alimento en concreto.

La dificultad del diagnóstico hace que, a veces, la única manera de descubrir la etiología de la alergia es  provocación oral: ingerir el alimento sospechoso de forma controlada, en un centro médico, y valorar reacción. Sirve para ambos casos, tanto para alergias mediadas por IgE como para las relacionadas con inmunidad celular. Es el test ideal con sólo un 3%de falsos negativos, pero también es el más arriesgado para el paciente, así que se suelen realizar primero los anteriores.

 

 

TRATAMIENTO 

– Si se confirma la alergia, hay que eliminar de por vida el alimento causante de la reacción alérgica. En niños debemos estudiarlo bien y valorarlo a lo largo del crecimiento, ya que, como vimos, hay alergias alimentarias que tienden a desaparecer a la vez que madura el sistema inmune y aparato digestivo del pequeño. También, en algunos tipos de reacciones alérgicas orales puede ser suficiente pelar y cocinar el alimento en cuestión, pero debe revisarse con mucha cautela.

Alérgenos ocultos en los alimentos? ¡A tener en cuenta! | Tu Voz

 

 

 

 

 

– Debemos realizar un control exhaustivo del etiquetado de los alimentos (procesados), incluyendo aditivos. Mi filosofía es no consumir nunca estos productos: te ahorras tener que estar leyendo etiquetas, y te aseguras de estar comiendo alimentos frescos.

– Existe una responsabilidad compartida entre el paciente y el terapeuta: es imprescindible que el sanitario explique perfectamente las consecuencias de no seguir las restricciones, para que el paciente entienda la importancia de la dietoterapia. Me encuentro en consulta a pacientes diagnosticados que les retiran un alimento (que les encanta), y siguen consumiéndolo ocasionalmente a pesar de las consecuencias  posteriores (diarrea, distensión, dolor abdominal,…); no han entendido que cada vez que consumen este alimento están agrediendo e inflamando a su organismo, pudiendo provocar nuevas patologías (como otras alergias, o enfermedad inflamatoria intestinal).

– El entrenamiento y la formación en alérgicos severos es clave, tanto para el reconocimiento precoz de sintomatología, como para la administración correcta de adrenalina (aunque también pueden estar pautados otros fármacos que controlen reacciones alérgicas: antihistamínicos, esteroides, adrenalina, inmunoterapia…).

– Desde la dietoterapia más holística, sabemos que las alergias están relacionadas con el denominado intestino pinchado o permeable, o/y  con una disbiósis intestinal; esta condición puede mejorar, eliminando alimentos que agreden las mucosas (aunque no sean los causantes de las alergias) y proporcionando a través de la dieta todos los nutrientes que necesita el organismo para funcional correctamente.

Curso Nutrición y Dietoterapia energética – Asociación Blue Planet |  Entidad sin ánimo de lucro | Curso Huertos Urbanos | Curso Plantas  Medicinales

 

Continuaré con intolerancias alimentarias….